martes, 7 de julio de 2009


La niña que quería ser presidenta

por Wiliam Ajanel [Fuentes citadas]

Hace poco le pregunté a la hija pequeña de unos amigos qué quería ser cuando fuera grande. Ella respondío que le gustaría ser presidenta del país, sus padres que son de ideología socialista, escuchaban la conversación de cerca. Entonces decidí preguntarle a la niña: ¿Qué sería lo primero que harías de llegar a ser presidenta?


La niña respondío: Lo primero que haría, es darle comida y una casa a las personas sin hogar.

Sus padres sonrieron...


¡Vaya! Que causa más noble y digna, le dije; Pero no tienes que esperar a llegar a la presidencia para empezar a hacer eso. Puedes venir a mi casa y cortar el césped, quitar la mala hierba y limpiar el jardín, te podría dar 50 dólares.


Luego podríamos ir a la tienda de abarrotes y comprar comida y dar a los pobres y a los sin hogar para que puedan tener para una casa.


La niña se quedó pensando por unos segundos, luego me miró fijamente a los ojos y me preguntó: ¿No sería mejor que el hombre sin hogar viniera a tu casa a hacer el trabajo y que sencillamente le pagaras los 50 dólares a él?


Sonreí y le dije: Bienvenida al liberalismo niña...

Sus padres aún no me hablan...



Créditos:

La historia es una modificación de un texto en inglés encontrado vía Reddit y publicado en Pastebin.
Imagen vía

27 comentarios:

  1. zas en toda la boca, jejej

    ResponderEliminar
  2. La cuestión es que le darias ese trabajo a la niña, ya que es hija de unos amigos, luego ella suscontrataría el trabajo al que realmente lo necesita por 5$ la hora. Cuando de problemas a la calle y a por otro.

    Bienvenido al liberalismo.

    ResponderEliminar
  3. Objetivo de la niña: Lo primero que haría, es darle comida y una casa a las personas sin hogar.

    Fin: Entrega 50 dólares a cambio de trabajo.


    El objetivo de la niña cambia por completo, por lo tanto el post es absurdo.

    ResponderEliminar
  4. El post no es que sea absurdo, sino púramente demagógico.

    El problema está en que no queréis que sea el pobre quien os corte el cesped. Y en caso de quererlo le pagaríais mucho menos de los 50$ q le ofreciste a la niña.

    Cuanta hipocresía...

    ResponderEliminar
  5. Falta el final de la historia.

    Y la niña respondió: ¿alguna vez has ido a ofrecerle ese trabajo?

    A lo que respondí: "No, se lo dí a un inmigrante sin papeles, que lo hace por solo 5 dólares".

    Y la niña dijo: "así que eso es el liberalismo REAL"

    Sus padres no me hablan porque no pueden aguantar la risa cuando me ven.

    ResponderEliminar
  6. Me causa gracia el nombre del Blog:
    "dividiendo entre cero", es un post infinito si de tratar de hallar respuestas se trata, al acertijo de la niña.
    Mala idea ofrecer trabajo a un menor de edad, eso es delito en mi país, penado con cerca de doce años DE PRISIÓN; si los padres no te hablan tienen razón, no por política, si no que estás sembrando una semilla mala, algo que no le conviene a los paises que desprecian el tercermundismo.
    El aporte de Fernando en realidad es de un poeta!
    Felicitaciones a él!
    Josh

    ResponderEliminar
  7. Bonitas respuestas a tan demagógico post.

    ResponderEliminar
  8. Yo no lo veo demagogico, a mi me ha gustado.

    ResponderEliminar
  9. Lo hago por $40.00, mandar direccion. =)

    ResponderEliminar
  10. Realmente me hizo reír. Me hubiese gustado ver la expresión en la cara de sus padres.

    ResponderEliminar
  11. Le daria los 50 al necesitado? No, no lo creo. El liberal le daria solo lo necesario para que el pobre regresara cada que es necesario para el jardin, pues a la niña por ser de un status social mayor, forzosamente tendria que ser retribuida acorde a su estilo de vida. En cambio, el necesitado, incluso lo haria por menos, con tal de llevar algo para si o su familia. O usted le pagaria lo mismo por el mismo trabajo a sus similares sociales que a un "sucio" necesitado?

    ResponderEliminar
  12. Me parece una anécdota muy buena que refleja perfectamente la realidad.

    El beneficiario en cuestión cambia casa y comida en mano (plan original de la presi) por un trabajo sin derecho laboral alguno, por una cantidad miserable que difilmente le dará algún día nada de eso, y para colmo se supone que la moraleja de esto es ¿veis como esta es la verdad que mira por la gente? Ciego el que no lo vea. Y nos damos palmaditas por permitirle al muerto de hambre ese arreglarnos el jardín de casa.

    ResponderEliminar
  13. Mi querido último anónimo.
    Si tu te sientes mejor estafando a la gente felicidades. Además de ser liberal eres una mala persona por pensar que tienes que pagarle menos

    Aquí en cuanto a alguien no le gusta lo que pone grita
    DEMAGOGIA! jajaajaj

    ResponderEliminar
  14. HahHhahahahha XDDDDDDDDDDDDDD Si que se ha puesto de moda decir demagogia en internet. xDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Mirad lo que dice la rae de esa palabra:
    demagogia.

    (Del gr. δημαγωγία).

    1. f. Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular.

    2. f. Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

    Vaya, que aprendamos el significado de las palabras antes de utilizarlas. Lo de éste relato se llama MORALEJA, y si quieres la tomas o la dejas, no hay más.
    Pero se me ocurre una palabra para los pro demagogos: Borregos. Buscadla en la rae, no vaya a ser que creais que es un cumplido.

    Genial el post!

    ResponderEliminar
  15. Pues yo creo que os complicais demasiado la vida sacando conclusiones que no son. La niña lo único que decía es algo realmente lógico: cuántas veces habeis oído que la pobreza de África no se soluciona mandando comida sino dándoles las herramientas para poder cultivar su propia comida y crear su propia economía. Pues en este caso es lo mismo: la niña considera más útil a largo plazo que el pobre sin hogar trabaje, tenga un sueldo, pueda ahorrar, comprarse comida y una casa. No creo que pueda enmarcarse ni en el comunismo, ni en el liberalismo, simplemente, es una solución práctica.

    ResponderEliminar
  16. Este tipo es imbecil pero con "H" de lo imbecil que es... la diferencia es que el PRESIDENTE de una nación maneja los recursos de la nación, es decir, lo que es de TODOS, o es que tu crees que el presidente hace las obras con el sueldo que le pagan?? y la niña no debe ni necesita ese trabajo, por tanto lo deja a alguien que lo necesite, no se trata de trabajar para otros se trata de sentido y justicia social... otro explotado mas que se cree de la clase dominante.

    ResponderEliminar
  17. Excelente respuesta la de la nena.
    A como expresaron varios, la niña no cambió de objetivo ni de eje de conversación, sino que el trabajo y la vivienda son un derecho para todos los humanos, claro está que para la vivienda hay que trabajar. eso está tácito.

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos por los comentarios.

    Por último me gustaría resaltar dos cosillas:

    - Tal y como lo mencionaba alguien en el hilo, si no estás de acuerdo con lo que digo, no es porque necesariamente sea demagógico, y gracias también a los que insultaron de gratis, lo siento lo mío no es el ad hominem así que no estoy dispuesto a devolver los halagos.

    - Segundo, es espíritu de la historieta y la modificación que le hice, resulta de algo que me parece bastante simple: La economía es una cuestión tan básica, que un niño sin necesidad de aprender escuelas y filosofias económicas entiende en base al sentido común.

    La teoría, para finalizar; es toda un sistema donde no existe intervencionismo, ni espacios para una falsa filantropía, no es cuestión de clases sociales, de estatus o de eduación, es una cuestión de lógica y verdadera justicia.

    Un saludo a todos y gracias por los comentarios [incluso los insultos ;-) ]

    ResponderEliminar
  19. En eso el Maestro se levantó entre ellos y preguntó:

    "decidme, vosotros que os vanagloriais" - miró a Su alrededor - "cuantos de vosotros, cuando el pobre vino a la puerta de tu casa a perdiros trabajo, cuantos le ayudasteis, no es cierto que cerrasteis la puerta en su cara, diciendo, aquí no hay nada para tí"

    Y todos agacharon el rostro, avergonzados, pues sabían que si mentían el Buen Maestro lo sabría. Entonces Él dijo: "en verdad, ahora se ha relevado la realidad, los neoliberales sois los nuevos fariseos, y el libre mercado sin intervención estatal vuestro becerro dorado".

    Tras ello, muchos abandonaron sus negocios, renegaron de la mano invisible, dieron todos sus bienes a los pobres y siguieron a ese hippy medio-socialista.

    ResponderEliminar
  20. No es demagogia simplemente, ante la ilusion de la niña de hacer un pais sin pobres, llega la cruda realidad y es que cuando tiene que ser ella directamente la que arrime el hombro... ya no le hace tanta gracia lo de ayudar al pobre... jajaj

    Algo que suele ser bastante comun en este pais... queremos que nadie sea pobre... pero cuesta ser tu quien empiece...

    ResponderEliminar
  21. Este post en sencillamente GENIAL. Por ahí arriba dicen : "
    Y la niña respondió: ¿alguna vez has ido a ofrecerle ese trabajo?

    A lo que respondí: "No, se lo dí a un inmigrante sin papeles, que lo hace por solo 5 dólares"."

    En el liberalismo no hay inmigrantes sin papeles, porque los liberales somos los ÚNICOS que defendemos la libertad de circulación. Que no se nos confunda con la derecha proteccionista, por favor.

    Un saludo

    PD. Te pongo en mi lista de blogs.

    ResponderEliminar
  22. Desde un punto de vista estrictamente económico y teniendo en cuenta la ley de la oferta y la demanda a mayor número de desempleados menores salarios. A una persona desesperada se le ofrecen 20€ por cortar el césped de un jardín y lo acepta, a la niña, mantenida por sus padres y lejos de sentirse desesperada y lejos de comprender el significado de la palabra desesperación, para que acepte cortar el césped hay que ofrecerle más dinero.

    Digamos que la anécdota muestra un diálogo en el cual se induce a la niña a llegar a una conclusión que es la del interesado.

    ¿Por qué? Porque podría asegurar que muy pocos están conformes de vivir de la beneficiencia tanto estatal como privada, los que se encuentran sin trabajo lo están porque no hay empleos para todos ¿Por qué? Para abaratar los salarios, eso es liberalismo también, puro y duro.

    Por esa manía de abaratar los salarios surgen los sindicatos, a través de la lucha sindical se consiguen salarios dignos y jornada laboral de ocho horas, se consigue que la ley proteja a los niños (recordemos que en la Inglaterra del siglo XIX los niños trabajaban en las minas de carbón, por ejemplo), etc.

    ¿Tiene cosas buenas el liberalismo? Las tiene.

    ¿Tiene buenas cosas el socialismo? Las tiene.

    ¿Por qué, entonces, defender una u otra idea a rajatabla como si fueran verdades religiosas?

    Por favor, seamos eclécticos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. QUE LINDA ESA NIÑA Y TIENE TODA LA RAZON CON REFERENTE QUE QUIERE AYUDAR A LOS POBRES, PORQUE ELLA VA A TRABAJAR POR LOS POBRES ES MEJOR QUE LOS POBRES LES DEN EMPLEO PARA QUE ELLOS PUEDAN GANARSE SU COMIDA.

    ResponderEliminar
  24. genial saben los niños osn muy inteligentes, ademas de eso son tan nobles, especilmente me gusta que piensan de una manera tan sencilla y cero compleja obviamente, que buscan una solucion tan rapida y sin complicaciones alas situaciones que les plantean

    ResponderEliminar
  25. A pesar que es una historia de muchas familias y valido porque los niños quieren hacer muchas cosas pero no conocen el trabajo y el esfuerzo que hay que hacer, la idea esta bien marcada porque el que quiere comer y tener un hogar que trabaje, porque tener que esperar la lastima de los demás, talvez no fue la forma correcta de hablar con la niña, pero de seguro ahora en adelante sabrá que todo cuesta.

    ResponderEliminar
  26. No cabe duda que los niños son de lo que no hay, tienen un pensamiento tan noble y limpio, que ven todo simple pero a la ves tienen mucha razón, en todo lo que dicen y hacen y si claro es una gran analisis para entrar de lleno y en camino directo al liberalismo.

    ResponderEliminar

Dividiendo entre cero es, entre otras cosas, un espacio para la opinión y debate sano. Los comentarios anónimos son permitidos siempre y cuando sirvan para aportar algo a la lectura (independientemente si estoy o no de acuerdo con las opiniones aquí expresadas). Comentarios racistas, difamatorios o que busquen simple conflicto y provocación serán eliminados.